ESTRATEGIA

EL CLUB DE INTERCITY S.A.D tiene grandes aspiraciones a largo plazo, y pretende ser un equipo de futbol innovador dentro y fuera de los terrenos de juego. Contar con el presupuesto más alto de su respectiva liga, favorece el rango de posibilidades que tiene el club para implementar diferentes estrategias que lo ayuden a cumplir con su objetivo principal: ascender a primera división.

Cuentan con varias líneas de actividad y subdivisiones deportivas, las cuales tendrán sus propias estrategias específicas, para posicionarse en sus respectivas competiciones, como líderes y referentes de otros clubes. 

Las estrategias del club parten con la ventaja de una mayor probabilidad de poder cumplir sus objetivos, gracias al impulso que le dará económicamente, y a nivel de marca, la futura cotización en el BME Growth. Ser el primer equipo no solo de futbol, sino también deportivo, en cotizar en bolsa, resultará en varios patrocinadores adicionales, aumento de aficionados fuera de la región, ampliación de las vías por las cuales se financie el club, y en general, un aumento de reputación, las cuales fomenta las aspiraciones del club a largo plazo, y, por lo tanto, comenzar a diseñar e implementar estrategias que impulsen al club hacia el éxito.  

Es por ello, que se deben de diferenciar también las estrategias deportivas del club y las no deportivas, ya que, aun teniendo un mismo objetivo común, se diferencian en los grupos de interés y facetas a las cuales pretenden impactar. Las estrategias deportivas son aquellas que tienen que ver exclusivamente con la plantilla deportiva y sus resultados en las competiciones en las que participen. Por otra parte, las estrategias no deportivas son aquellas que tienen que ver más con el club a nivel marca, la política de fichajes y el desarrollo del negocio.  

El modelo atípico de negocio si lo comparamos con el resto de los equipos a nivel profesional y amateur en la historia de España hasta la actualidad, es intentar suplir los costes por temporada que soporta un club con los ingresos a través de los abonados, sponsor, campañas, subvenciones, merchandising, etc. La historia que se repite cada año con los clubes hasta la actualidad es el endeudamiento de los clubes, independientemente que se ascienda o no, ya que, al ascender, habrá más gastos proporcionalmente a los ingresos obtenidos, incluso en los grandes equipos

La estrategia está orientada a cambiar todo eso gracias a nuevas formas de financiación, y ver el futbol con una visión hibrida entre un club de futbol y una empresa. 

Actualmente hasta que no se alcanza la liga profesional de segunda división no hay ingresos suficientes, y siempre los clubes se derrumban con grandes pérdidas hasta la desaparición en muchos casos. 

Es por eso por lo que la estrategia principal de la que se irán nutriendo estrategias alternativas es la financiación a través de las ampliaciones de capital dentro del mercado de valores. El futbol es muy volátil y siempre hay riesgos, pero también hay grandes oportunidades que los inversores están dispuestos a correr, y partiendo desde abajo, el beneficio podría ser exponencial. 

La estrategia, como se ha indicado, será a través de ampliaciones de capital cada año, con el objetivo de conseguir el mejor presupuesto en cada categoría, y así alcanzar los puestos altos de la clasificación. A raíz de ahí, gracias a la posibilidad de poder invertir en bolsa, se puede llegar a cualquier parte del mundo y conseguir que se vea que este modelo como una oportunidad a nivel bursátil o a nivel deportivo, formando parte de un proyecto novedoso. 

Las ampliaciones de capital siempre estarán en línea con los resultados del club de futbol, ya que dependiendo de qué resultados se obtenga, será más propicio para encontrar esa aportaciones anuales, pero a su vez, trabajar en modelos de negocio que les permita complementar aquellos ingresos que puedan necesitar en caso de que esa ampliación de capital no salga como se espera, a través de negocios alternativos y relacionados con el club, más allá de las típicas y tradicionales formas de financiación de los clubes como hemos indicado con anterioridad: los abonados, sponsor, campañas, subvenciones, merchandising etc.. pero pudiendo llegar a sectores y socios alrededor de todo el país y fuera de las fronteras al ser un producto mediático por su novedad y al llegar acuerdo con otros países en la cesión de los jugadores. 

El objetivo y obligación es mantener ese atractivo para la inversión, creciendo como club a través de instalaciones, nuevo estadio e incluso crear academias, holding empresariales aprovechando las sinergias que proporciona el futbol, sin olvidar la formación de la cantera a través de una fuerte organización y mostrar las intenciones de futuro de los futuros y actuales inversores, llegando a llamar la atención de los nuevos fondos de inversión, incrementando los socios del club por tener preferencia en las ampliaciones de capital, acuerdos con otros clubes y empresas, todo con el objetivo de ver año tras año la dirección del club para alcanzar las máxima categoría. 

Para eso, cada año habrá crecimiento en la estructura organizativa, inversión en las diferentes áreas y nuevas estrategias de expansión, ya que el objetivo no solo es centrase en el mercado español, abriendo las posibilidades de poder financiarnos cada año, y hacer un proyecto que a futuro será muy rentable para todos los que apuesten por el mercado. La experiencia de los fundadores de la SAD en el mercado bursátil, hacer ganar confianza en el proyecto, consiguiendo que se decanten por seguir invirtiendo, dando cierta seguridad a su inversión, y a través de esa inversión, poder desarrollarse como club y como empresa. 

A raíz de conseguir esto, aparecerán nuevas estrategias que harán crecer la estructura del club ya que con buena financiación se podrá invertir en infraestructuras, deporte base, nuevos negocios alrededor del club que nos permita tener un margen económico para aquellos años que no se consiga el mejor equipo por no llegar a los fondos necesarios de la ampliación de capital, se complemente con todos esos ingresos para poder completar el presupuesto necesario para estar siempre en la cima “Road to the top”. Una vez en segunda división, los ingresos obtenidos por derechos televisivos, acuerdos, venta de productos around the world, nos permitirá coger más peso en el sector y conseguir que el club se consolide como unos de los grandes del panorama español, pero siempre buscando opciones empresariales para que nuestro modelo de financiación no solo dependa de los socios o entradas que vendan por temporadas.

A raíz de ahí, todas las nuevas estrategias que aparezcan se podrán llevar a cabo debido a tener la financiación necesaria para ponerlo en práctica y todo gracias al modelo 2.0, buscando no la gestión financiera sino la creación de recursos que nos permitan seguir dando forma a ese modelo que buscamos, para romper con la idea de gestión de un club de futbol.